Saludos fraternales del Departamento de la                     Asociación Damas "mensajeras del Señor C.L.A.

 Es nuestro deseo que puedan comunicarse a tráves de nuestra página electrónica la cual ha sido diseñada para  bendición y estimulo espiritual y para  mantener una relación de hermandad y amistad  en el Señor.
Nuestros brazos fraternales están a su disposición para ofrecer el apoyo necesario a tráves de nuestras oraciones y consejos biblicos.

Le ama,
Su servidora y compañera el Señor
Migdalia Seda
Presidenta, Int’l   
Página Inicial
Directiva
Agenda
Galería de Fotos
La Palabra
Reglamento
Reflexciones
Conserjería
Cuarto de Oración 
Presidenta

CONDADOS, DISTRICTOS, Y PAISES - SI DESEA SU ANUNCIO EN SU SITIO, MANDA SU ANUNCIO A FOLLOW THE WORD007@HOTMAIL.COM - MUCHAS GRACIAS!
Sign InView Entries


Abrazando La Palabra De Dios
  Por Rich Carmicheal

  La calidad de la vida espiritual de un cristiano está relacionada directamente con el estudio y la interacción (o la falta de ello) con la Palabra de Dios. Los cristianos que se dedican a Su Palabra y se disciplinan a leerla, estudiarla y aplicarla y también combinan con su obra personal la dedicación de asistir a servicios donde escuchan a la devota predicación y a la buena enseñanza – ellos hallarán una vitalidad divina en su caminata diaria con el Señor. Por otra parte, los cristianos que abandonan, o por lo menos, se descuidan de ser fieles a las Escrituras, se roban a sí mismos del alimento espiritual que la Palabra de Dios nos ofrece. En realidad, esos cristianos hacen morir de hambre a su fe. ¡Qué trágico que esos cristianos no abracen al regalo precioso que es la Palabra de Dios!

  Ojalá que usted se encuentre entre aquellos cristianos que dedican mucho tiempo y esfuerzo a la Palabra del Señor. Sin embargo, son tantísimos los cristianos que no están pasando tiempo suficiente en leer, estudiar y aplicar a la Palabra de Dios. En cualquier situación en que se encuentre usted, yo le quiero desafiar que se dedique de nuevo, con un amor avivado a la Palabra del Señor. Con ese propósito, quiero compartir con usted algunas de las muchas razones que me parecen que existen para dedicarse a la Palabra de Dios.


La Palabra del Señor

  Aunque sea más que obvio, una de las razones principales para decidirse dedicar a la Palabra de Dios es porque ES LA PALABRA DE DIOS. El Apóstol Pablo lo dice de esta manera: «Toda la Escritura es inspirada por Dios…» (2 Tim. 3:16). El Apóstol Pedro agrega que «...ninguna profecía de la Escritura surge de la interpretación particular de nadie. Porque la profecía no ha tenido su origen en la voluntad humana sino que los profetas hablaron de parte de Dios impulsados por el Espíritu Santo» (2 Pe. 1:20-21). La Escritura es la Palabra de Dios. Por eso, cada vez que usted lee y estudia la Escritura, usted está obrando recíprocamente con Dios, comunicando, dando y recibiendo. ¡Qué regalo más precioso es que Él nos ha dado!


La Palabra de Dios es eterna

  Muchas cosas en que invertimos el tiempo y el dinero son transitorios, no son permanentes (por ejemplo, las casas, el dinero y las posesiones). La Palabra del Señor, sin embargo, es eterna. Jesús declara que aunque el cielo y la tierra pasarán, Sus «palabras jamás pasarán» (Mt. 24:35). Pedro declara que «la palabra del Señor permanece para siempre» (1 Pe. 1:25). Cada vez que usted abre la Palabra del Señor y la deja penetrar a su vida, usted está sembrando algo eterno dentro de su ser.


La Palabra de Dios es poderosa y produce vida espiritual

  Porque la Palabra del Señor es la Palabra DEL SEÑOR tiene el poder divino de transformar a todos los que la reciban y la acepten. El Señor hace esta declaración referente a Su Palabra: «Así como la lluvia y la nieve descienden del cielo, y no vuelven allá sin regar antes la tierra y hacerla fecundar y germinar para que dé semilla al que siembra y pan al que come, así es también la palabra que sale de Mi boca: no volverá a Mí vacía, sino que hará lo que Yo deseo y cumplirá con Mis propósitos» (Is. 55:10-11). La Palabra de Dios obra poderosamente y produce la vida espiritual.

  El escritor de Hebreos enseña que «la Palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón» (Heb. 4:12). «Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra» (2 Tim. 3:16-17). ¡Qué lastima, qué pena! que muchos cristianos descuidan a la Palabra de Dios y no le dan siquiera la oportunidad de penetrar profundamente en sus vidas, dándoles vida abundante. Por otro lado, ¡qué bueno, qué maravilloso! para los que se dedican a la Palabra de Dios. Como dice el salmista, «El hombre que se goza en la ley de Jehová y medita en ella de día y de noche será como árbol plantado juntos a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae, y todo lo que hace prosperará» (Sal. 1:2-3).


La Palabra de Dios puede proteger a usted de la destrucción y del error

  A través del profeta Óseas el Señor declara, «Mi pueblo fue destruido porque me faltó conocimiento» (Os. 4:6). En un tono semejante, Jesús informó a los saduceos que ellos andaban equivocados porque desconocían las Escrituras (Mt. 22:29). Estos dos pasajes ilustran el hecho de que falta de conocimiento de la Palabra de Dios puede guiarle a uno por la ruta que llega a la destrucción y al error.

  Desgraciadamente, muchos cristianos se vuelven susceptibles a ponerse como las olas del mar, agitados y llevados de un lado a otro por el viento de cualquier doctrina, porque no tienen la base sólida del conocimiento de la Palabra. En cambio, el alimento sólido es para adultos, para los que tengan la capacidad de distinguir entre lo bueno y lo malo (Heb. 5:14).



copyright 2009: LAS MENSAJERAS DEL SENOR & Obrero S. Alexander (followtheword007@hotmail.com)
                                                                     .
Por favor ore por el poder transformador de Dios durante el campamento! 
Dios ha sido bueno para nosotros en los campos anteriores, por lo tanto nos dejan venir a este campamento con fe y confianza hacia Dios!
      Un día leí en capítulo diez de Romanos, «la fe viene por el oír y el oír por la medio de palabra de Dios.» Hasta ahora yo había cerrado mi Biblia y había orado por la fe. Ahora abrí mi Biblia y comencé a estudiar, y desde entonces la fe crece.
-D.L. MOODY
" [ ל Lamed ] Forever, O Lord, Your word is settled in heaven..." -Salmos 119:89